Dolores de Carrera o Vida Laboral?

Dolores de Carrera o Vida Laboral?

Algunos de nuestros clientes, están pasando por una transición laboral. Otros, quieren conseguir su empleo ideal.

Hay quienes se preguntan por qué, a pesar de ser dedicados y talentosos, no han podido escalar más rápido la cima corporativa ¿Qué será lo que los está reteniendo? ¿Será que su modo de pensar lo que les está impidiendo alcanzar metas significativas?.

Día a día escuchamos estas angustias, estos “dolores” de carrera.

Mucha gente no es consciente de lo poderosa que es su mente. En vez de concentrarse en lo que verdaderamente desean, su manera de ver las cosas, su foco y su discurso suelen hacer hincapié en aquello que no les agrada.

Por ejemplo, usted quiere tener éxito en su carrera pero en lo único que piensa es en los obstáculos que se le presentan. O tal vez quiere una nueva posición más estimulante pero lo único que ve es la falta de buenas oportunidades.

Nuestros pensamientos son poderosos porque impulsan nuestras emociones. Las emociones ejercen su impacto en las acciones que emprendemos y los resultados que logramos.

A ver: piense en cosas que están fuera de su control. Por ejemplo, la mala economía o la falta de crecimiento de su empresa. Lo lógico es que afloren emociones tales como la preocupación, el temor y la ansiedad, y eso le va a impedir concentrarse y de hecho puede comprometer sus resultados.

Por otro lado, tenemos el poder de crear lo que deseemos para nuestras vidas si mantenemos una manera de pensar ganadora que asegure nuestra comunicación eficaz y un desempeño superior. Veamos los factores en juego en este proceso:

– Pensamientos
– Emociones
– Conductas
– Resultados

Utilizando el esquema publicado por la Universidad de California, la pregunta a auto- formularnos sería, ¿cómo mantenernos concentrados y en el camino correcto hacia nuestros objetivos de carrera, sin permitir que lo cotidiano nos distraiga y nos haga descarrilar?

En un estudio llevado a cabo por la Dra. Gail Matthews, de la Dominican University de California, se reclutaron 267 participantes provenientes de distintas áreas de actividad y con antecedentes diferentes, que tomaron parte en un proyecto de investigación de cuatro semanas de duración.

Los participantes fueron divididos de manera aleatoria en cinco grupos. El grupo 1 solamente enunció sus objetivos, y logró el 43% de ellos. A los participantes de los demás grupos se les pidió que anotaran sus objetivos (además de otras acciones); lograron más del 64%, o sea 34% más que aquellos que solo pensaron en lo que querían lograr. El nivel más alto de éxito fue el logrado por el grupo que escribió y compartió con algún amigo sus objetivos, sus acciones y sus avances: 76%.

La investigación demuestra los beneficios de anotar nuestros objetivos y llevar un registro de nuestros avances a fin de aumentar lo más posible nuestra concentración, nuestro ímpetu y nuestro éxito. No en vano, por ejemplo en los libros de auto ayuda para la Vida Laboral, Lic Cristina Mejias insiste muchas veces en que hay que “hacer con lápiz y papel” los ejercicios!

Tal vez usted se esté preguntando: “¿Cómo lo hago?” A lo mejor inclusive ya intentó muchas veces anotar metas específicas y se comprometió a alcanzarlas… y no pudo tener éxito. Comparto con los lectores la técnica que resulta exitosa con nuestros clientes:

El primer paso consiste en elegir una única meta fundamental que en este momento sea la más importante para usted: un objetivo que, al lograrlo, ejerza un impacto positivo en muchas otras áreas de su vida.

Es imprescindible seleccionar una meta para la que esté totalmente dispuesto a invertir su atención y energía, y emprender acciones diarias. Una vez seleccionada esa meta, escríbala como “declaración de objetivo” en tiempo presente, como si ya la hubiera alcanzado. Por ejemplo, en vez de “quiero obtener un empleo que disfrute y aproveche mis fortalezas”, escriba “Tengo un empleo que disfruto en el que se aprovechan mis fortalezas”. Otro ejemplo: en vez de “quiero un ascenso”, escriba “soy un exitoso — (Director de gestión, Vicepresidente, etc.)”.

Cuando anotamos de esta manera nuestros objetivos, empezamos a decirle a nuestro subconsciente que lo hemos logrado y empezamos a cambiar nuestras acciones para que coincidan con esas metas. ¿Cómo se comportaría un Director de gestión exitoso? Hágase esa pregunta todos los días, y empiece a comportarse de esa manera. ¿Cómo actuaría alguien que está disfrutando un empleo que maximiza sus fortalezas?

En segundo lugar, en vez de esperar hasta alcanzar la meta, festeje lo que vaya logrando cada día para avanzar hacia esa meta. Tome nota de todos los pequeños éxitos, como por ejemplo conseguir una entrevista o reunirse con alguien que le aporte información útil para su carrera. ¿Por qué? Porque así irá manteniendo el impulso, reducirá las dudas y aumentará su confianza.

Por último, es importante emprender todos los días algún tipo de acción, aunque sea una sola cosa que lo mantenga encaminado hacia su objetivo. En vez de pensar en el abrumador listado de todo lo que necesita hacer para alcanzar su meta, priorice el próximo paso y vaya para adelante.

Haga que el impulso renovado de su objetivo sea un hábito; implemente cada día estos tres pasos. ¡Se verá orientado a alcanzar sus objetivos laborales mucho más rápido de lo que jamás imaginó! Y, si le resulta “difícil” hacerlo a solas, busque un buen coach de carrera , entrenado para ayudarle a mantener su foco!

Los testimonios de clientes publicados en mi perfil de Linkedin, dan fe de que se puede! A ud, que le impide intentarlo?

 

02d1843

 

Lic. Carolina Tulian
Consultora Asociada

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply
    Rita Comaros Gartner
    18 febrero, 2014 at 3:36 pm

    De repente, una bocanada de aire fresco entró en mi ser. En la búsqueda de respuestas en el tema laboral, encuentro este blog y esta nota, que me viene como anillo al dedo. Es muy fuerte sentir que la nota está redactada con el verdadero objetivo de que al que lo lee le sirva, de manera sencilla, directa y sin muchas vueltas, sin embargo provocando un impacto profundo en la mente. Estoy muy agradecida de corazón y espero ansiosa por continuar con lectura del resto de las publicaciones. Saludos y gracias.

  • Reply
    Gonzalo Tapia
    25 enero, 2014 at 12:12 pm

    Estimada Sra Carolina:
    Internet esta plagado de mas material del que uno puede absorber.
    Sin embargo, hay mucha basura informatizada.
    No es su caso, en esta nota . Ni en el contenido de este blog.
    He averiguado sobre Uds y…las referencias son excelentes. Asi llegue a Ud y a este articulo.
    Gracias por la generocidad que traducen.
    Me eprmitire compartir en mis rdes sus materiales
    Les saluda desde Uruguay
    Gonzalo Tapia

  • Alejandra Mones Ruiz
    Reply
    Alejandra Mones Ruiz
    22 enero, 2014 at 3:33 pm

    Estimadas Sras,
    Cristina y Carolina:
    Internet esta plagado de materiales, de todo tipo y nivel sobre v/tematica. Sin embargo, permitanme felicitarlas por la calidad de v material.
    Se nota v voluntad generosa de brindar consejos y elementos de aplicacion practica!
    Soy bastante nueva en esto de aprender la dinamica del mercado para buscar un cambio profesional. Y, he llegado a este blog por alguna mencion en Linkedin.
    Sorprende que vuestro material no tenga mucha mas difusion en esa red. saludos y Gracias por este espacio!

  • Carolina Tulian
    Reply
    Carolina Tulian
    22 enero, 2014 at 1:02 pm

    Una placer Lic, e inmejorables las notas aquí publicadas! Sonia, que alegría saber de vos. Gracias por tu comentario!

  • Reply
    Sonia Colasurdo
    20 enero, 2014 at 11:54 pm

    El poder expresar nuestros deseos en palabras, tanto a nosotros mismos como a terceras personas, es un primer paso para acercarnos a ellos. Seguir los pasos de la metodología del coaching de carrera, que nos conducen al autoconocimiento, es fundamental para alcanzar nuestros objetivos y transitar una vida laboral o de búsqueda laboral saludable. Gracias, Carolina, por tu excelencia como coach!

  • Reply
    Lic Cristina Mejias
    20 enero, 2014 at 10:43 am

    Muchas Gracias, Carolina. Una contribución que “suma” a mi blog

  • Leave a Reply

    4 + siete =