Importan los “buenos modales”?

Mi cliente Patricia recuerda que su madre solía destacar la importancia de los buenos modales al sentarse a la mesa a la hora de cenar. “Usa tu servilleta, mastica despacio, escucha cuando otra persona habla y agradece a la cocinera (mamá o tu hermana mayor) antes de levantarte de la mesa”. Patricia sonreía mientras se acordaba de las “reglas”. “No las recordé hasta que me fui a vivir sola y  acepté mi primer trabajo”.

“Los modales no son solo importantes cuando se está sentado a una mesa”, me cuenta, “sino también durante una entrevista laboral. He estado a ambos lados del escritorio y sé cuán irritante es cuando un candidato mastica chicle —por más que no haga ruido— mira por encima del hombro o se mueve, como jugando en la silla”.

Estas experiencias hicieron que Patricia fuera  más consciente de sus propios modales cuando era entrevistada para un puesto de “Jefa de Enfermeras” en un hospital. “Las manos transpiradas, la taquicardia y la boca seca pueden distraerte, pero no son motivos para olvidarte de tus modales” me comenta.

Me cuenta “la etiqueta” que siguió antes, durante y después de la entrevista en el hospital.

Llegué antes. Puede estar a la moda llegar tarde a una fiesta, pero no está bien ingresar a una entrevista después de la hora establecida. Planifiqué llegar, por lo menos, quince minutos antes, así pude encontrar estacionamiento, ir al baño y sentarme tranquilamente antes de que me llamen.

Mantuve buen contacto visual. Patricia sabía que era muy importante hacer contacto visual con el entrevistador o la entrevistadora para demostrarle su capacidad para hacer lo mismo con las enfermeras que tendría que supervisar si conseguía el empleo.

Escuché con atención. “Como enfermera, es fundamental escuchar… a los pacientes, los médicos, otras enfermeras y concurrentes”, dice Patricia. ¡Qué mejor lugar para practicar esa aptitud que durante una entrevista! Puede ser útil tener un pequeño anotador y una lapicera en la mano. Incluso podría anticiparle al entrevistador o la entrevistadora que va a tomar nota porque no quiere perderse nada. Eso también es una señal de buenos modales.

Expresé agradecimiento. Al final de la entrevista, Patricia estrechó la mano de quien la entrevistó y compartió su gratitud por el tiempo y la información recibidos. “A todos les gusta que los valoren y les agradezcan,” dice Patricia. Y, por último, envié una tarjeta o nota de agradecimiento personal de mi puño y letra.

Practique modales “pasados de moda” y estará entre las primeras personas que buscan empleo que demuestran lo que, de verdad, importa: ser cordial, amable, demostrar interés y contar con los recursos necesarios para realizar las tareas en cuestión.

Funcionó para Patricia. Puede funcionar para usted también. Así como otras tantas prácticas que se aprenden en nuestros procesos de Coaching de Carrera.

Ud. Qué opina del tema?

 

You Might Also Like

12 Comments

  • Reply
    raul
    3 septiembre, 2015 at 9:47 pm

    Los buenos modales, deben aplicarse en todos lados, y en todo sentido de la vida, mi opinión personal, es que muchas, pero muchas veces , no se encuentra con lo mismo de la otra parte, y considero, que si se es un entrevistador, debería ser primordial, los buenos modales. . . .

  • Reply
    Abel Medina
    10 junio, 2015 at 4:39 pm

    Los buenos modales incluyen un sentido total de ubicación, también creo que la actitud de descomprimir es buena para evitar las presiones del momento que nos toque vivir, lo cual no implica que seamos confianzudos, esto irrita tanto al entrevistado como al entrevistador respectivamente si es que alguna parte conoce de modales.-
    Como siempre muchas gracias Cristina!!! Que bueno reflexionar al respecto…

  • Reply
    Veronica Schol
    7 junio, 2015 at 11:36 am

    Muy bueno el articulo, creo que mas allá de muchas cosas positivas que han nombrado antes, los buenos modales, redundan en un gran beneficio para uno mismo, ya que te hacen sentir mucho mejor en el día a día, y eso sin duda te da la posibilidad de ser mas feliz!!

  • Reply
    Nicolas
    29 mayo, 2015 at 6:25 pm

    Durante los 90’s tuve entrevistas laborales en la agencia de Cristina Mejias. En una de las entrevistas, el consultor llego 1 hora tarde y, a pesar de que mi cv claramente decia que yo tenia casi 10 anios de experiencia, el consultor me dijo que estaba buscando un “juniors” (sic).

  • Reply
    Mariano Maccarrone
    27 mayo, 2015 at 4:00 pm

    Si bien para muchos, de la mano de esta nueva metodología de trabajo que viene con informalidad, parecería algo “demode”; estoy convencido que los buenos modales son importante y marcan una clara diferente.

  • Reply
    Alberto Boccia
    27 mayo, 2015 at 2:09 pm

    Cristina: En primer lugar me parece excelente sugerencia a través de experiencias de vida.
    He estado en ambos lugares del escritorio y la actitud del entrevistado cuidando los detalles hace sentir al entrevistador que no lo toman como una máquina, por lo general son muchos los postulantes y los buenos modales pueden salvar algunas “carencias.

    Agradecido
    Alberto Boccia

  • Helena Dupuy de Lome
    Reply
    Helena Dupuy de Lome
    27 mayo, 2015 at 1:14 pm

    Muy importante tema. Pero, los menores de 30 tal vez tengan OTROS codigos /
    Para contestar a Leonardo, yo sugiero seguir lo que el entrevistador ponga como encuadre en el dialogo ….saludos a todos

    • Reply
      Leonardo
      27 mayo, 2015 at 2:46 pm

      ¡Ok! Gracias 🙂

  • Reply
    María Teresa
    27 mayo, 2015 at 12:54 pm

    Si, soy partidaria de los buenos modales, hoy en extinción, sobretodo en las entrevistas laborales en dónde ” sos comerciable o no”.
    Así me educaron y aprendí muy bien, aunque hoy por hoy, gracias a mis buenos modales y al sentido de ” ubicación” me siento muchas veces pasada de moda; asimismo sigo con los mismos.
    Gracias por el aporte.

  • Reply
    Alejandro J.Román
    27 mayo, 2015 at 12:44 pm

    Estimada

    Creo que los buenos modales es signo de respeto y de buenas costumbres , hoy ausentes en todos los ámbitos. Principalmente donde me he visto afectado es en las entrevistas laborales. Donde lo que predomina es la falta de respeto y ausencia de comunicación cuando la misma se requiere.

    Gracias por este aporte,
    Cordial Saludo ,

    Alejandro J.Román

  • Reply
    Leonardo
    27 mayo, 2015 at 12:34 pm

    Hablando de buenos modales, ¿qué opinan ustedes acerca de tutear/tratar de usted al entrevistador?
    Si el entrevistador tiene más edad que yo, y/o si él mismo me está tratando de usted, a mí me sale naturalmente tratarlo a él de usted.
    Pero si el entrevistador es menor que yo o tiene la misma edad, y/o si él mismo me está tratando de vos, me resulta más fácil tratarlo a él de vos.
    ¿Qué debo hacer? ¿Ustedes qué opinan?
    ¡Gracias!

  • Reply
    Daniel
    27 mayo, 2015 at 12:16 pm

    muy buen consejo.

  • Leave a Reply

    7 + 3 =