Las industrias y los puestos donde se gana más

Fuente: Empleos & Capacitación |IECO| Domingo 6 de Diciembre de 2015

Las diferencias salariales se explican por la oferta y demanda, el tamaño de las empresas y la región del país.

En un año que cerrará con ajustes salariales promedio de entre 30% y 35%, y con escasa dispersión entre los diferentes perfiles y puestos laborales, las diferencias salariales se explican por la oferta y la demanda de empleo, la criticidad del puesto, el tamaño de las empresas y la región del país en que se encuentran.

La escasa diferencia registrada entre los aumentos salariales en los diferentes puestos se explica, principalmente, por el contexto inflacionario. Las empresas se ven obligadas a asignar su presupuesto de manera homogénea, sin margen para incrementos diferenciales, de acuerdo con el mérito y el desempeño.

Las diferencias salariales obedecen una cuestión de demanda, como sucede en ciertos puestos clave, técnicos, donde existe escasez de profesionales. Según una encuesta, los profesionales senior de Ingeniería y Tecnología Informática pueden ganar hasta un 20% más que sus pares de Finanzas y RR.HH. Una diferencia similar, del 19%, se registra entre la remuneración de un jefe de Ingeniería y uno de Legales; pero la distancia se achica al 10% con respecto a lo que percibe un jefe de Producción o Marketing.

Con mayores salarios, también se apuesta a retener y cuidar a las posiciones estratégicas de niveles ejecutivos que tienen mucha responsabilidad. De hecho, en los últimos cuatro años se amplió la brecha salarial entre ejecutivos de rangos equivalentes. Hay mayor dispersión salarial entre los niveles más altos por un tratamiento diferencial de cada perfil en función de su peso estratégico en la organización. Entre el sueldo mensual bruto mínimo ($77.000) de un directivo de la base el máximo ($192.000) hay una distancia de 149%. Mientras que cuatro años atrás, esa brecha era del 123%.

Aunque en menor medida, también se amplió la distancia entre las compensaciones de los profesionales y los jefes. Mientras que en 2011 la brecha salarial entre un jefe y un profesional senior era del 47%, este año creció al 56%.

La gran diferencia se ha dado, en los últimos años, entre el personal fuera y dentro de convenio; algunas empresas, para compensar el solapamiento, dieron incrementos diferenciales. Pero en los últimos tres años los ajustes entre ambas categorías de empleados tendieron a ser parejos. Los ajustes diferenciales son de acuerdo con el desempeño y el mérito, pero la inflación limita esa posibilidad.

Actualmente, las variaciones están dadas por las industrias (Energía, Petróleo y Banca tienen los mayores salarios) y los puestos que registran mucha demanda laboral y poca oferta de profesionales. Son perfiles muy buscados y bien pagos.

Otro factor que incide en la remuneración es la región donde opera la compañía. Hay empresas que operan alejadas de los centros urbanos, como las petroleras, que deben buscar profesionales que viven en las ciudades. Para tentarlos a trasladarse a una zona desfavorable y lejos de sus familias deben pagar muy buenos salarios y beneficios, que se han desarrollado como parte de la remuneración total, expresa.

Hacia 2016, las empresas mantienen a la fecha sus presupuestos de subas salariales en torno del 30% y 32%. Ahora bien: en los últimos años, cuando hubo una devaluación, cambios en las previsiones de inflación o en las condiciones macroeconómicas que afectan al mercado laboral, las empresas siempre han tenido flexibilidad para reaccionar. Sin embargo, la reacción no es inmediata: de haber cambios en los ajustes salariales, se van a efectivizar recién en marzo o abril.

Los mejores pagos

Desde Buenos Aires hasta la Patagonia

De acuerdo con una encuesta los niveles salariales presentan contrastes significativos en lo que se refiere al tamaño de la empresa y a la región geográfica. Si se toma a la provincia y la Ciudad de Buenos Aires como base 100, una empresa grande localizada en Cuyo paga sueldos 13% más bajos, y la región Centro, 7% menos. Mientras que, con un costo de vida más elevado, las empresas grandes que operan en la Patagonia abonan 51% más que firmas similares en Buenos Aires.

El contraste es mayor entre las compañías más chicas: en Cuyo pagan sueldos un 22% inferiores, en el NOA y el NEA, un 25% y en la zona Centro, un 14%. En la Patagonia las remuneraciones se colocan un 26% por encima de las de Buenos Aires.

Las diferencias entre niveles jerárquicos también varían. Los puestos mejor pagos son los de Marketing y Ventas, e Ingeniería y Producción en la Patagonia, cuyos salarios están un 41% y 44% arriba, si se los comprar con Buenos Aires. Más cerca están las compensaciones de Marketing y Ventas de la zona Centro (6% abajo), y Hoteles y Catering, y Tecnología zona Centro (9% abajo). Los menores sueldos son los de Farma y Salud (Cuyo) e Industria (NOA Y NEA):17% más bajos comparados con posiciones similares de Buenos Aires.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

cinco × 2 =