Los “errores fatales” que escucho en entrevistas!!

Los buscadores de empleo, no piensan en lo que se le cruza por la cabeza al entrevistador, del otro lado del escritorio. Hace poco, cené con Ricardo, un gerente de recursos humanos que tenía tres días de entrevistas por delante para cubrir un puesto de gerente de ventas. Compartió sus ideas conmigo de una manera franca. Antes que nada, Ricardo tiene un empleo interesante. Contrata, capacita y los dirige para su compañía. Un reclutador de la casa central concierta las entrevistas y él viaja para conocer a los candidatos. Está buscando un “gerente” y ofrece un empleo muy bien pago con oportunidad de promoción rápida. Pasamos mucho tiempo hablando sobre los errores que cometen los candidatos. Y nos preguntamos por qué personas inteligentes hacen lo que hacen.

Ciertamente, contratar a un gerente es más difícil de que lo usted piensa. Al día siguiente, mi teléfono no paró de recibir mensajes de texto porque Ricardo se sentía frustrado debido a que un candidato lo había llamado y le había pedido que reprogramaran la entrevista. Su esposa estaba trabajando y él no tenía con quien dejar a sus hijos. Le respondí: “¿EN SERIO?”. Él me contesto que ya había recibido esa respuesta antes. Luego, ese mismo día, me envió lo que lo irritaba de las entrevistas. Me reí cuando me envió un ícono de un rostro con un revólver en la cabeza. Son cosas simples, errores en los que NO se debería incurrir. No obstante, volvieron loco a este hombre que se ocupa de tomar decisiones y evitó que algunas personas obtuvieran el empleo. Lo comparto para evitar que Ud. cometa estos errores.

shutterstock-com-ignorant-neslysi-1

1. No tener idea de la empresa o del puesto al que postuló: nunca lo o la contratarán si no se prepara. Investigue y dedíquese a asimilar información del sitio web de la empresa. Repase los productos, los servicios y los diferentes departamentos. Eche un vistazo al área en la que trabajaría, usando la info que se encuentra en Google. Incluso si era un aviso ciego, averigüe sobre la consultora que lo procesa!

2. Sonar aburrido/a o insulso/a: debe transmitir entusiasmo, de modo que preste atención a su tono de voz. Mantenga el contacto visual con la persona que le está formulando preguntas y sonría con frecuencia.

3. Llegar tarde: localice el lugar la noche previa o use el GPS y salga mucho tiempo antes para llegar allí.

4. Vestirse inadecuadamente: es un puesto gerencial! Desde luego, debe vestirse bien, lo cual significa traje y corbata en el caso de un hombre y tailleur (blazer y falda o blazer y pantalón) o vestido profesional en el caso de una mujer. Tantas personas creen que el atuendo diario es informal de negocios que se presentan a la entrevista de esa manera… y puede costarle la oportunidad.

5. Olvidarse una copia de su currículum: nunca suponga que el entrevistador cuenta con este. Lleve varias copias más una copia con contactos de referencia para que puedan verificarlos. Recuerde ofrecer cartas de recomendación y muestras de trabajo. Es un consejo atinado.

6. Preguntar sobre las vacaciones: esto, sin duda, hace que la entrevista comience con el pie izquierdo. Se trata de sus necesidades y no de cómo puede hacer el trabajo y ser un buen candidato o una buena candidata para el empleador. Véndales que es la persona adecuada primero. Después, cuando le ofrezcan el trabajo, plantee las necesidades que tenga respecto de vacaciones pre planeadas.

7. No enviar una nota de agradecimiento: Se están perdiendo los buenos modales. Las notas escritas a mano y enviadas por correo dan muy buen resultado, pero, si el tiempo apremia, es correcto también enviarla por correo electrónico. Pida una tarjeta y tendrá todos los datos necesarios para enviarla de inmediato.

Simplemente, los errores pueden hacer la diferencia entre quién obtiene el empleo: si es usted u otra persona. Deje que sea el otro quien se equivoque, no usted.

Más allá de la charla con Ricardo, estos errores los veo a diario en mi rol de “head-hunter”. Y… no me canso de intentar ayudar a evitarlos en mis programas de coaching de carrera.
A Ud., que le parecen?


BAN-2


BAN-1


BAN-3


BAN-4


 

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply
    Abel Medina
    29 marzo, 2016 at 9:54 am

    Excelente y totalmente cierto….en mi primer coaching vimos estas cosas específicamente y al actualizarme y recordar esas “pequeñas grandes cosas” el resultado fue impresionante e inmediato…!!!

  • Reply
    Rosario Poggi
    19 octubre, 2015 at 6:18 pm

    Coincido con la mirada de Cristina. Naturalmente pueden surgir problemas pero decir que “no tengo que quien dejar a mis hijos” suena que a la primera de cambio esa persona puede tener problemas similares. Tal vez se podría haber utilizado otro argumento. Saludos cordiales.

  • Reply
    Oscar Álvarez
    23 septiembre, 2015 at 10:28 pm

    “El buen Diós está en los detalles”, escribió el autor de “Madame Bovary”. Simétricamente, un proverbio derivado nos recuerda que lo mismo puede suceder con el Diablo. La presencia de uno u otro (y de sus potenciales consecuencias para nuestra entrevista laboral) es determinada en gran medida por el cuidado o el descuido con que nos manejemos respecto de esos detalles. Y la lista de 7 puntos mencionada en la instancia precedente de tus “Confesiones Profesionales…”, Cristina, merece la más cuidada atención.

  • Reply
    Maria Nieves Solsona
    23 septiembre, 2015 at 7:14 pm

    Gracias por recordarnos el ABC del entrevistado; a los que hemos realizado el proceso de coaching se nos ha remarcado esos detalles como importantes, y me ha quedado clarísimo, muchos de esos detalles son puro sentido común.
    Con respecto a la anécdota, creo que, a veces, al entrevistado hay que darle una oportunidad; en el caso que cita Cristina, la persona pospone la entrevista por el cuidado de sus hijos; Ok, no queda bien, pero qué sabe el selector acerca de los inconvenientes que tuvo ese señor? Tal vez fue previsor pero se disparó algo a último momento: peor me parecería que dejara a sus hijos con cualquiera, no?
    Creo que los selectores esperan al entrevistado de libro, y son implacables con la persona que acude a la cita, persona que muchas veces, no está al tanto del ABC, aunque se trate de un puesto gerencial.
    Como contrapartida, me gustaría leer una entrada del blog titulada “Los siete pecados capitales de los selectores “, es una idea.
    Gracias por la oportunidad de expresar mi opinión.
    MNS

    • Reply
      Oscar Álvarez
      23 septiembre, 2015 at 10:31 pm

      Francas y muy atinadas tus observaciones, María Nieves. Concuerdo.

  • Reply
    Ana Laplaza
    23 septiembre, 2015 at 2:41 pm

    Gracias por el artículo! muy útil… Recuerdo que en una entrevista había olvidado mis tarjetas personales!… pero algo debo haber hecho bien porque igual obtuve la encomienda 🙂
    Abrazo
    Ana

  • Reply
    Alberto A Isoardi
    23 septiembre, 2015 at 2:21 pm

    Estimada Cristina,

    Coincido plenamente. La gente no solo no concurre a las entrevistas, sino que además no avisan. Agradecer parece de otro planeta, ES increíble como se han perdido los buenos modales y el sentido común.

    Saludos cordiales,

    Alberto Isoardi

  • Reply
    Gabriela García
    23 septiembre, 2015 at 2:15 pm

    Estimada Cristina, muy buen artículo. Muchas gracias por compartir tus experiencias. Saludos cordiales, Gabriela García

  • Leave a Reply

    4 × 5 =