Mediana edad: se puede “cambiar de carrera” en mitad de la vida laboral?

Businessman moving office

Usted ya tiene cuarenta y tantos años. Está subempleado, o, peor aún, desempleado, está cansado del desgaste diario, está aburrido (o asustado) y se pregunta ¿Adóndefue a parar su futuro?

Bienvenido al Club!

Los despidos a lo largo de todo sector empresarial implican que usted, no está solo! Millones de trabajadores, de todo nivel, están repensando sus itinerarios de carrera. Tal vez usted también debería hacerlo. Tal vez, ya lo ha pensado, pero… se puede? Cómo?

Comparto con Uds. mis 5 consejos básicos, elementales, con los que comienzo los programas de Coaching de Carrera, en quienes quieren hacer un real cambio de escenario:

Construir sobre aquello que se conoce bien

Usted cuenta con experiencia, y eso es valioso. Abandonar una trayectoria de 15 años en marketing para dedicarse a un “criadero de cerdos” no constituye un avance profesional., verdad? jajajaj
Mi propuesta básica es:
Construya sobre lo que ya sabe hacer. Valorice sus fortalezas Ejemplos:

Un cliente que era ingeniero de sistemas recibió un título de instructor tras un curso acelerado de tres meses en principios didácticos, y se convirtió en “profesor de diseño” en un colegio secundario. No ganará tanta plata, pero las recompensas intangibles superan con creces la remuneración en dinero.

Otro cliente que era agente inmobiliario, cansado de las llamadas que no se concretan en ventas, y las semanas enteras trabajando sin horario, consiguió fondos de un grupo de parientes empieza a adquirir propiedades, remodelarlas y luego venderlas (con ganancia). En principio lo hace en forma paralela a su trabajo inmobiliario en una agencia. De hecho, conoce el mercado, a los demás agentes, los gremios, las entidades crediticias, no hay nada que le resulte más familiar que los vericuetos de la actividad. De manera que toma lo que ya conoce (de inmenso valor) y a partir de allí lanza su propia empresa de gestión inmobiliaria, comprando, vendiendo y alquilando propiedades con sus propios tiempos.

Recuerdo el caso de Juan, contador público que se convirtió en “Director de Desarrollo” de una organización sin fines de lucro; una enfermera pediátrica se hizo cargo de una guardería para hijos de padres que trabajan… Me sigue? Se va haciendo una idea? Mi 1er consejo es construir su plan alternativo sobre lo que ya sabe hacer.

Lleve a cabo una autoevaluación crítica

Siéntese con una taza de buen café, y haga un listado de sus conocimientos, habilidades profesionales y sus atributos personales que resulten ventajosos para una nueva carrera laboral (si bien quienes toman mis programas hacen este balance en base a tests y pruebas objetivas, hacerlo Ud mismo ofrece un puntapié inicial muy sólido en todo sentido). Se sorprenderá al ver en negro y blanco todo lo que abarca su conjunto de habilidades y destrezas.

Su listado deberá incluir su pericia en el uso de programas de software (estas son habilidades trasladables a prácticamente cualquier empleo), capacitación especial y conocimientos adquiridos en el trabajo.

Y aquí es donde entra en acción la energía del café. Haga una segunda lista con sus puntos débiles a nivel profesional. Si usted cree que una plataforma digital es una tarima con huellas dactilares, es el momento de volver a clases!!!

Invertir esfuerzo y hasta dinero en retornar a las aulas, con un propósito de re diseñar su vida laboral, ha de ser un factor a considerar muy seriamente

Volver a clases

Tal vez esto no sea lo que pretendía estar haciendo a esta altura de su vida, ¿verdad? Sin embargo las escuelas para adultos, las facultades o institutos de nivel terciario, los institutos de enseñanza técnica, posgrados, los talleres y los seminarios son lugares ideales para desarrollar nuevas habilidades y actualizar las viejas. Obtenga el certificado, la licencia, el título o las credenciales que necesita para iniciar su nuevo itinerario de carrera.

Estudie el mercado laboral

¿Qué es lo más buscado en este momento y qué es lo que sobra? Por ejemplo, el rubro informático parece estar nuevamente en gran demanda, en tanto que la manufactura va en picada. Existe una necesidad sin precedentes de proveedores del sector de la salud y educadores de todos los niveles.

Estudie los avisos para ver qué es lo más buscado en su región. O tal vez esté dispuesto a trasladarse o mudarse y cambiar de aire. ¡Eso seguramente va a ampliar sus opciones!

Lo peor que podría suceder

No renuncie a su perfil habitual sin un plan de acción para esta carrera alternativa. Sería como caminar por la cuerda floja sin una red de protección. Aunque, si usted se encuentra “en transición” (léase desempleado), ya está en esa cuerda floja de todas maneras.

En este caso, la clave es encontrar empleo, algo que aleje los reclamos de cuentas por pagar!

Refuerce su conjunto de habilidades diseñando un C.V. moderno, de impacto, una carta de presentación y otra de agradecimiento que demuestren la manera en que sus destrezas y fortalezas se traducen a esta nueva posición, área empresarial o actividad.

Si necesita más ayuda, acuda a un coach de carrera.

Si no sabe cómo posicionar mejor esas habilidades en su presentación escrita para potenciales empleadores, contrate a alguien que sepa asesorarle! Aproveche a los profesionales: es la mejor inversión que podrá hacer para un futuro más brillante.

Que haya suerte!

You Might Also Like

18 Comments

  • Reply
    Abel Medina
    16 abril, 2015 at 12:39 pm

    Así es !!! Los seres humanos tenemos una implícita resistencia al cambio, ya que el lugar que ocupamos por períodos largos nos produce seguridad, tranquilidad, estabilidad y hasta nos da miedo muchas veces aceptar un ascenso!!! Pero entrenarse en superar ese miedo nos mostrará que podemos sobre las bases de nuestras fortalezas y oportunidades, soslayar amenazas y debilidades que no nos dejan progresar en todo sentido, también en el sentido de ser feliz en nuestro ambiente laboral. Gracias!!!

  • Reply
    Marcelo González
    12 octubre, 2014 at 11:13 am

    Cristina: Gracias por este espacio, actualmente me encuentro buscando trabajo en minas, petróleo o gas, a mis 40 todavía tengo la “polenta” para iniciar una nueva actividad, el único cambio que perjudica a largo plazo es el que no se hace a tiempo. Insistir, insistir e insistir, no queda otra…
    Saludos y sigan comentando.

  • Reply
    Facundo Cano
    29 mayo, 2014 at 9:05 pm

    Tengamos cuidado con estos consejos sobre estudiar esto o lo otro. En realidad, no hay nada que los empresarios odien más que tener bajo su mando a alguien más preparado, más culto o más inteligente que ellos. No hace mucho hice un Taller de Reinserción Laboral en una reconocida institución. Cuando vio mi CV, la profesional que nos orientaba me dijo que sacara CASI TODO. Que omitiera todos los posgrados, los seminarios, los cursos, e incluso el título universitario (licenciado en Ciencia Política). Es más: en el área de Otros Conocimientos, yo había colocado “Amplia cultura general”. La coordinadora me dijo que sacara de inmediato eso, pues espanta a los selectores de personal. Tal parece que es al revés de lo que nos enseñaron nuestros padres: cuanto más te educás, menos progresás en la vida. Tenés que declarar en la entrevista que jamás leíste un libro en tu vida, sino sólo revistas. Que detestás cualquier cosa que no sea trabajar. Así son los empresarios…

    • Reply
      Cristina Mejias
      30 mayo, 2014 at 9:51 am

      Hola Facundo: Con mi mayor respeto ( y solidaridad por tus malas experiencias ) discrepo con tu opinión. No es así la generalidad del mundo empresario! La pregunta que me hago es: Cuando elegiste Ciencias Politicas como carrera, donde imaginaste trabajar? Ciertamente no es una especialización apropiada para empresas…sino para Gobiernos y etc.
      Mi opinión….solo eso!

      • Reply
        Facundo Cano
        30 mayo, 2014 at 4:24 pm

        Gusto de conocerte, Cristina. Yendo a tu pregunta, en realidad no era mi intención obtener un empleo mediante la Ciencia Política cuando hice la carrera, sino sólo ser útil a la agrupación política en la que militaba en aquellos años jóvenes. Pero dicho nucleamiento tiempo después se disolvió, y entretanto tuve que salir a buscar trabajo como cualquier hijo de vecino, como corresponde, y así lo he hecho hasta hoy. He trabajado como empleado administrativo, periodista, data entry, supervisor de estudios de marketing, inventarista, conserje de hotel y un largo etcétera. Es lo que puede lograr quien no tiene amigos influyentes en ningún ámbito, y busca sus empleos mediante los clasificados. El hecho es que por algún extraño motivo, al arribar a una entrevista laboral invariablemente el título universitario “patea en contra”. Se trata de un prejuicio de los empleadores; suponen que uno se va a ir del empleo apenas salga algo mejor, sin advertir que tal cosa no sucede jamás: no hay avisos clasificados pidiendo politólogos ni analistas políticos. Más de una vez me han dicho los selectores: “¡Ah, no; acá, universitarios no queremos!” Esa frase es un clásico en las entrevistas laborales. Quieren seres unidimensionales, que hayan terminado su secundario y luego no les haya interesado otra cosa en la vida que trabajar, y además en un solo rubro. Es así, estimada Cristina; qué le vamos a hacer. Cariños

    • Reply
      Daly
      12 julio, 2016 at 4:56 pm

      Hola.
      No siempre es así, yo conseguí el empleo que deseaba precisamente porque al leer mi C.V. el entrevistador quedó impresionado y me dijo que profesionales como yo era justo lo que estaba buscando.
      Tengo licenciatura, Maestría, una especialización, 5 diplomados, amo los libros entre muchas otras cosas.
      Saludos.

      • Reply
        Facundo Cano
        13 julio, 2016 at 5:11 pm

        Estimada Daly, habrás encontrado una “rara avis”. Justamente estuve describiendo tanto lo que fui encontrando en mi larga trayectoria de entrevistado a distintas postulaciones de empleo cuanto lo que me recomendaron especialistas en Reinserción Laboral: quitar del CV todo lo que huela a avidez por el conocimiento. Por acá al lado en esta página web han insertado una animación computada con un lejano aire a Jennifer López que dice que la ignorancia no es la solución. Pues bien: ¡infórmenle eso a los selectores de personal!

    • Reply
      Patricia Chazarreta
      30 agosto, 2016 at 11:05 pm

      Que tremenda razon que tenes Facundo y pareciera que la realidad que describis va in crescendo. Hoy a 2016, una psicóloga (perteneciente a una consultora) me dijo que estaba sobrecalificada para el puesto y que eso no estaba buscando su cliente, el empresario. Jamás hubiera imaginado esa respuesta puesto que realize cuanta capacitación pudiera y de hecho, poseo dos títulos, con la intención de formarme y estar en real competencia dentro del mercado laboral de manera profesional. Lamento mucho que suceda esto.

  • Reply
    Mario
    26 mayo, 2014 at 10:32 am

    Hola. Mi nombre es Mario. Estudie Lic en Ccio Exterior y trabaje casi siempre en el rubro. Me encuentro trabajando en una empresa muy chica y en negro. A los 46 años no estoy para esto !!!. El rubro me canso, me harto. Nunca me dio nada. Mi pasion es otra. Entonces me estoy replanteando que hacer con mi vida laboral. Por un lado digo: necesito un sueldo fijo y prestaciones basicas ( que en este momenbto no tengo). Que hago sigo buscando esto ?? O trato de dedicarme a algo que me haga feliz y me relaje ??

  • Alejandro Parada
    Reply
    Alejandro Parada
    22 mayo, 2014 at 12:45 pm

    Estoy de acuerdo con el artículo que se puede realizar un cambio de carrera laboral a mediana edad. Es más, con la prolongación de la esperanza de vida, se deben buscar nuevas ocupaciones para los jubilados de hoy que se retiran con muchas ganas de hacer cosas. Pero también es cierto que así sea a los 35, 40, 45, o 50 años es casi improbable que ese cambio se pueda hacer en relación de dependencia. O sea hay que pensar en un paso al sector independiente. ¿Por qué? Porque no habrá nadie en el mercado dispuesto a financiar nuestro aprendizaje a esa edad. La prueba más concreta de esto es que, en cada postulación, la respuesta de las consultoras son: si el puesto se ajusta a tu perfil tendrás novedades nuestras.
    Así que a no perder las esperanzas pero a ser realista.

  • Reply
    CAVANA DANIEL
    6 mayo, 2014 at 9:09 pm

    Trabaje por espacio de 18 años en un Estudio Juridico, en recupero de Morosidad, trabajar tanto tiempo, te da miedo a un cambio, pero creo que cuando uno tiene 59 años y ve las cosas con optimismo todo se puede dar y estar preparado para un cambio.

  • Reply
    Carlos Feito
    25 abril, 2014 at 11:02 pm

    El adaptarse es parte del desafio de vivir en el entorno laboral argentino y el cambio de carrera esta como posibilidad extrema. “A comfort zone is a beautiful place, but nothing ever grows there”.

  • Reply
    Daniel Fortis
    22 abril, 2014 at 1:56 pm

    Hola! Tuve que cambiar de carrera pero no a los 40 años, si a los 26 y fue algo muy satisfactorio, creo (cada uno habla por propia experiencia) que hay trabajos para cada determinada edad y persona, y también creo que si uno recibe un duro golpe luego de trabajar muchos años en un mismo rubro, salvo que tenga la puerta abierta en otro lugar y con gente conocida, entonces, si no es así, lo mejor es el cambio.

    • Reply
      Cristina
      13 mayo, 2014 at 12:48 am

      Hola
      Me siento identificada con el tema de nota.
      Precisamente me encuentro a mitad de vida laboral,,,enfocandome en cambio de actividad, tomando en cuenta mi experiencia, mi perfil,,
      El primer paso es tomar un curso especializado,,y luego postular al cargo.
      Entretanto debo continuar en un trabajo no apropiado.
      De seguro el cambio vendrá. Lo vale estoy a tiempo.
      Saludos

  • Reply
    Roberto Gumucio
    22 abril, 2014 at 1:55 pm

    Considero que cualquier cambio es difícil y se hace mas difícil a medida que pasan los años, las variables son muchas, van desde la capacidad del individuo para adaptarse e un nuevo escenario como de su familia. Cambiar por elección personal es una cosa por orden de las circunstancias otra muy diferente, pero muchas veces no hay opción, motivo por el cual “AL MAL TIEMPO BUENA CARA “

  • Reply
    Pablo Gomez Leiva
    22 abril, 2014 at 12:46 pm

    Aunque suene muy dificil, mi opinión es que-en el contexto actual-resulta mas factible cambiar radicalmente de orientación laboral que…..golpear puertas que nos e abren y buscar empleo que ya no existe!

  • Helena Dupuy de Lome
    Reply
    Helena Dupuy de Lome
    17 abril, 2014 at 9:52 am

    Muy buena Nota, Lic Mejias!
    Somos muchisimos los que nos preguntamos si lo hecho hasta el dia de hoy nos “condena” o podriamos hacer un Giro de Carrera

  • Reply
    Ezequiel
    16 abril, 2014 at 1:15 pm

    Cristina
    Como siempre….. super claro, preciso y bien didáctico.
    Agregaría como opinión personal, que debemos entender que el mercado profesional hoy casi nos “exije” esos “cambios de carrera” y debemos saber adaptarnos.
    Gracias !!!!

  • Leave a Reply

    dos × 3 =