Por qué Ud. no se relaciona?

 

Escribo en este espacio, justamente, para generar un ámbito de intercambio. Pero… son pocos quienes aceptan “relacionarse” dejando sus comentarios!

Por qué será?

La gestión de relaciones (componente de la competencia social), es la habilidad que suele influir en las tres primeras habilidades de la inteligencia emocional: conciencia de uno mismo, autocontrol y conciencia social.

La gestión de relaciones es la capacidad para usar la conciencia que usted tiene de sus emociones y las de los demás para interactuar con éxito. Esto garantiza la comunicación clara y el manejo efectivo de los conflictos. Además, la gestión de relaciones es el lazo que usted crea con otras personas durante el transcurso del tiempo.

Las personas que “manejan bien las relaciones” pueden ver el beneficio de conectarse con muchas personas diferentes, incluso con las que no les agradan. Las relaciones son algo que debería buscarse y desearse. Son el producto de cómo Ud. comprende a las personas, cómo las trata y la historia en común que tienen.

Cuánta menor conexión tiene con alguien, más difícil es comunicarse. Si quiere que las personas lo escuchen, debe relacionarse y buscar los beneficios de cada relación, sobre todo de las relaciones desafiantes. La diferencia entre una interacción y una relación es una cuestión de frecuencia. Es producto de la calidad, la profundidad y el tiempo que pasa interactuando con otra persona.

Para la mayoría de las personas, la gestión de sus relaciones presenta el desafío más grande durante los momentos de transición laboral. Algunas de las situaciones más desafiantes y estresantes que las personas enfrentan se producen en el trabajo. Los conflictos en el trabajo tienden a empeorar cuando las personas evitan los problemas de una manera pasiva porque carecen de las habilidades necesarias para iniciar una conversación directa pero constructiva. Los conflictos en el trabajo tienden a explotar cuando no se maneja el miedo o la frustración y Ud. elige descargarlo en otras personas. La gestión de relaciones le otorga las habilidades que necesita para evitar esas situaciones y aprovechar cada interacción con otra persona.

Esto se aplica tanto a su vida laboral actual como a su campaña de networking.

Aunque Ud. no sea un lector “en búsqueda de trabajo”, porqué no me regala sus comentarios, opiniones, etc. Todos necesitamos ayuda!

Les espero…

You Might Also Like

19 Comments

  • Reply
    Abel Medina
    23 marzo, 2015 at 9:19 am

    Excelente artículo! He leído varios de los comentarios compartidos y concluyo en que cuando uno se puede lograr comunicar “nunca se concluye” siempre está latente la posibilidad de continuar, creo que al no relacionarse estamos dando fin a varias habilidades que acompañan nuestro perfil de vida laboral y familiar. Entonces, es cierto que existe una realidad difícil en la comunicación laboral y que quizá haya presión… pero evadir comunicarse, evadir enfrentarse a una charla regenerativa, evadir relacionarse nos anula como seres que necesitan ser parte de un conjunto. Responder a algo con ira atrae más ira, pero responder con calma (pensada o no, esto no es falsedad sino autocontrol) atrae el acuerdo…no es imposible.- gracias!!

  • Reply
    Marcela Alpuin
    29 noviembre, 2014 at 1:39 am

    Estimados,

    Al leer los comentarios me propuse volver a leer el artículo vaciando mi mente de mi situación concreta para verlo desde un punto de vista holístico.

    La Sra. Cristina, plantea algo controversial. Podría perfectamente confundirse con falsedad o falta de valores.

    El interés que se plantea en las relaciones humanas debe ser un salto en la evolución del hombre, que tanto tiene que aprender en esta área.

    En lo personal, entrar en el ser humano que tengo enfrente es algo que hago naturalmente, la diferencia a la falsedad o a forzar una relación es justamente estar alerta a entrar en el otro, escuchar y siempre ser honesto y confiable. También saber retirarse a tiempo.

    Gracias!

  • Reply
    Pedro Dudiuk
    28 noviembre, 2014 at 9:51 am

    La felicito. Me parece que lo que señala usted en relación a la retención de los mejores gerentes a la espera de una recuperación es muy consistente con la comparación entre los niveles que publica y los que se les ofrecen a nuevos postulantes (algo como un 40 % menos). También es razonable esperar que los valores salariales en términos reales estén cayendo sobre todo en los rubros productivos – excepto combustibles que juega en otra cancha – puesto que en este contexto con buenos malabares financieros – no muy riesgosos por cierto – y con marketing ingeniosos se pueden obtener más utilidades que con cambios en procesos o productos que requieren de inversiones que no se pueden amortizar en plazo razonable. Acá es donde se ve que el empleo y su pago están atados a las perspectivas de ganancias futuras que definen la política de inversiones.

  • Reply
    Publicados en Linkedin
    24 noviembre, 2014 at 9:00 pm

    Carlos Ferrandis
    Manager at Self Employed at ComputersCarlos

    Hola Cristina, Interesante la llamada que hiciste al grupo, yo deje de participar en estos grupos, en realidad deje de buscar trabajo, estuve casi 2 años tirando cvs y me canse, mucha discriminación por edad debe ser. Algún día voy a crear un grupo para ir hacer lobby en el congreso para ver si hacen alguna ley para incentivar que las empresas contraten a los viejos. O si alguien crea el grupo yo ayudo. Por ahora seguiré como freelance hasta que no me de mas y si no me voy del país o espero hasta que me den una pensión a la vejes. Un abrazo.
    Recomendar Responder en privado Marcar como no adecuado Hace 1 día
    Magela Misurraco
    Magela
    Magela Misurraco
    Consultora asociada en 360 Comunicaciones Integradas

    Mucho gusto, Cristina. Creo que si lo que interesan son “las críticas y quejas del ´sistema´” sería oportuno preguntarse por qué, para tener todos los elementos de la realidad que permitan llegar, en principio, a formular hipótesis y contrastarlas. Es la base del pensamiento científico, pero tu pregunta es retórica.
    Con todo respeto no es un buen comienzo para poner un tema del calibre del mundo del trabajo sobre la mesa.
    Las consultoras y head hunters que publican en este espacio sólo analizan una parte de la realidad: a las personas, no a las empresas.
    Las empresas ¿entienden que tratan con personas? ¿son sensatas en la relación tarea/ remuneración? ¿escuchan a sus empleados? ¿hacen uso del reconocimiento y la felicitación? ¿valoran el conocimiento y pagan lo justo por él? ¿los directivos se relacionan con todos sus empleados? ¿los conocen?. ¿Son claras en la definición del perfil de un candidato?.
    ¿Existe la figura del head hunter para el candidato? Es decir, quien busca trabajo, puede contratar a un head hunter, darle el perfil de la empresa que busca y que éste se ponga en movimiento para encontrar una posición para él. En Uruguay, no.
    Esta realidad no pasa por la queja. Sí por un sistema que, en muchas zonas del mundo laboral se quedó en el siglo XIX. No me parece justo, ni oportuno hacer recaer toda la responsabilidad en quienes venden su trabajo. Las Consultoras deberían comenzar a entablar un diálogo muy claro, y sin miedo, con sus clientes para ubicarlos en la realidad.
    Recomendar Responder en privado Marcar como no adecuado Hace 1 día
    Luciano Alano
    Luciano
    Luciano Alano
    Gerente Ejecutivo en Procopias Uruguay® | Lexmark™ Representante Mayorista Business Solutions Dealer

    …Sin palabras
    Recomendar Responder en privado Marcar como no adecuado Hace 21 horas
    Marcos Pechi
    Marcos
    Marcos Pechi
    Arquitecto en Malcon | Pechi – Arquitectos

    De acuerdo con Magela que las consultoras no analizan a las empresas en cuanto a su relación con sus empleados (o, por lo menos, así parece). Todos los aspectos que trata Magela en sus preguntas son importantes y son pocas las empresas que realmente les ponen atención. Sin embargo, creo que el artículo de Cristina va por otro lado, más relacionado con la comunicación a nivel interpersonal. Lo que plantea Cristina, me parece, es que se le pone poca atención a a los temas de fondo que se plantean en los debates y en realidad lo que la mayoría de la gente hace es catarsis emocional, poniendo de excusa el tema planteado. No se “escucha” a los demás, solo se atiende a lo que uno quiere decir y, además, de la peor manera: quejándose sin aportar nada a la solución. El otro tema planteado, si no analicé mal el artículo, es algo que a mí también me pasa en mi blog (elsecretoylamirada@blogspot.com): he escrito unos cuantos artículos, muchos de ellos bastante polémicos y prácticamente nadie ha hecho comentarios. Solo leen y siguen, nadie aporta nada, nadie tiene algo que decir. Entonces: o no entendieron nada de lo que leyeron o simplemente son indiferentes (o el que no entiendo nada soy yo, que también puede ser). A mí también me preocupa esa comunicación mal entendida. En resumen: más allá que estoy de acuerdo con Magela en sus planteamientos, me parece que el tema planteado por Cristina es otro (por lo menos eso es lo que interpreté yo). También aquí, comunicación mal entendida…
    No recomendar Responder en privado Marcar como no adecuado Hace 9 horas Cristina Mejias y Monica Ines N. recomiendan esto
    Magela Misurraco
    Magela
    Magela Misurraco
    Consultora asociada en 360 Comunicaciones Integradas

    Hola Marcos: Leí por segunda vez el artículo de Cristina luego de leer tu comentario ya que estaba dentro de las posibilidades que no lo hubiera entendido o hubiera leído mal. Eso sucede y más aún en Internet.
    Como Licenciada en Comunicación, como ciudadana de este planeta, entiendo que cada vez tenemos más plataformas de comunicación y cada vez estamos más incomunicados. Puesto que un aspecto como la comunicación no verbal, representa el 55% de nuestro discurso.Si no establecemos contacto visual, si no vemos la gestualidad del otro, nos estamos perdiendo mucho. Otro tanto, aproximadamente un 38%, está dado por el tono de la voz.
    Al leer el titular de Cristina noté cierta ironía en el tono de la comunicación. Desde el arranque tilda de quejosos y faltos de interés ni más ni menos que a quienes se dirige ¿?
    El nivel de escucha es pobre es real y es cierto que la mayor parte de los conflictos en el trabajo se produce por deficiencias en la comunicación, porque la información no fluye como debiera.
    Pero Cristina habla de la “transición laboral” o de quienes están en busca de trabajo, también da por sentado que nadie le responde. No es el caso de quienes estamos en Linkedin, ni el de la recepción que ha tenido el tema que planteó.
    Podríamos manejar, como hipótesis, que no todas las personas se animan a manifestar su opinión en todas las plataformas que existen. Si nos vamos a un medio tan masivo como Facebook, son más los “me gusta” que los comentarios. Tal vez sea pereza intelectual. Tal vez no todos se sientan capaces de escribir. Tal vez el tema no interese o el titular deba ser representativo del contenido del artículo. Tal como está planteado, resulta agresivo. Es una hipótesis. Veamos cuántos más comentarios inspira.
    Recomendar Responder en privado Marcar como no adecuado Hace 8 horas
    Marcos Pechi
    Marcos
    Marcos Pechi
    Arquitecto en Malcon | Pechi – Arquitectos

    Bien, esperemos…
    Recomendar Responder en privado Marcar como no adecuado Hace 6 horas
    JeanPierre De Bourg
    JeanPierre
    JeanPierre De Bourg
    Coordinador de Produccion en Experian

    Me parece q lo estoy viviendo bastante al día día…. Mucha información por redes sociales (la cual sigue siendo nueva a nivel de estudio comunicacional) se dice y se aprende mucho pero la realidad es otra…. Es información unilateral, no acostumbramos a difundir esas experiencias sociales… Las personas siento q son mas intelectuales Aunq no compartan esas experiencias…. Nos estamos acostumbrando a ir a charlas, conferencias q hablan sobre relacionarse y terminas horas leyendo y viendo artículos en la tablet…. Estamos viviendo un mundo virtual…..

  • Reply
    Carlos
    24 noviembre, 2014 at 7:46 pm

    Lo que Ud. dice hace sentido y parece muy lindo pero la verdad, el ambiente corporativo enferma a muchos, y lo peor es que muchos no se dan cuenta y creen que es lo único que hay, que hay que aguantar todas las presiones para que no lo despidan porque después no va a conseguir otra cosa. Sobre todo acá en el Uruguay donde las oportunidades son escasas y la discriminación por varios motivos es abundante. Uds. pone la idea de que depende de uno la relación con los demás, yo digo que dicha relación viene con una carga cultural gigantesca y que ello mata a mucha gente, el ejemplo claro es el estrés y las enfermedades, mismo las enfermedades que aparentemente no vienen relacionadas directamente con lo laborar tienen su origen en el estrés, cada persona tiene una carga de energía, obligar a que las personas estén juntas por 8 o 10 horas diarias tan próximas como en 1 metro cuadrado porque si no, no comen y don dan de comer a su familia, es lo mas estúpido que existe, estamos avanzados en el siglo 21 y todavía no aceptamos que eso tiene que cambiar. Cuando podamos convivir por opción y no por obligación entonces el mundo empezara a ser un lugar mejor.

  • Reply
    Maria
    21 noviembre, 2014 at 12:51 pm

    Buenas, muy rico el articulo.
    Creo que la falta de opinion tambien pasa porque si no se esta entrenado,lo primero que se comenta es parte de la identidad del que escribe , adornado como tendencia agena. Exponerse , hasta los profesionales mas calificados, en estos sitios, a veces por apuros, o por compartir la primera emocion que provoca el articulo leido, no es la idea analizada y pulida que gustaria mostrar. Como mi caso, que lei, y como es muyyy rico e invita, desafie mi jucio y aqui esta mi comentario. esto es lo que yo, senti y vivencie en el momento de terminar de leerlo.
    Gracias!!!

  • Reply
    Publicados en Linkedin
    17 noviembre, 2014 at 7:28 am

    ÍCTOR ROBERTO PORTELA LAS relaciones que se desarrollan en un ámbito profesional (congresos, eventos, etc), para mi son efímeras. En nuestra profesión es importantísimo relacionarnos bien con nuestros colaboradores y nuestros clientes: El comienzo de ambas relaciones debe ser estableciendo pautas claras al comenzar la relación. Si hay puntos que se dejan sin explicitar a la larga se van a generar conflictos.-

    JORGE OSCAR JARA GODOY Estoy en un todo de acuerdo con Víctor. En mi Estudio existe una muy buena relación entre mis colaboradores, entre ellos y yo, y lo más importante. entre mis colaboradores y mis clientes. Desarrollo mi actividad en forma independiente, y mi ciudad es chica, casi que nos conocemos todos, con lo cual la relación profesional-cliente es muy estrecha, (al margen de que uno siempre pasa a ser el confidente de las “penas” de sus clientes). Aún asi, y tal como lo expone Víctor, “las cosas claras, mantienen la relación y evitan malos entendidos”. Y es más, esa buena relación muchas veces rinde sus frutos cuando el cliente acerca al Estudio un potencial nuevo cliente

    CELINA SABATIÉ Coincido con Victor en cuanto a las pautas para entablar una relación laboral (deben ser claras para evitar malos entendidos). Con respecto a los vínculos que se puedan establecer a través de eventos profesionales, no se si son efímeras, creo que son más formales pero es un buen momento para poner en práctica el networking. Por otro lado, y haciendo referencia al artículo, considero que todo depende de la personalidad de cada uno. Hay personas que se relacionan fácilmente y otras que no. Pero lo importante es proponernos y sacarle provecho a dichas reuniones porque de ello podemos aprender y establecer nuevos vínculos profesionales.

  • Reply
    Agustín Pisani
    16 noviembre, 2014 at 10:46 pm

    Cristina

    Es bueno plantearse el tema sumar algo al tema de la Gestión de Relaciones.
    Al convite acudo.
    La falta de esta habilidad, para quien es algo más que un hermitaño investigador, podría considerarse casi patológico.
    Cuando digo la falta de habilidad, me estoy refiriendo también a lo que considero que abunda por estas épocas: El histrionismo costumbrista despojado de empatía.
    Acá caen, y se mezclan, las sacrosantas fórmulas (protocolares, o no) de saludo , contacto e interacción con nuestro entorno laboral.
    Particularmente, no dejo de escuchar, con horror, el diario ¿Cómo estás?, que nunca llega a tener una mirada a los ojos, que amerite otra respuesta que no sea:
    -Bien…¿Vos?…¿Todo bien?
    La sonrisa, la imposta y el carisma de los que llevan religiosamente estas fórmulas adelante, generalmente esconden una falta de compromiso emotivo con el receptor, que queda resguardada detrás de la pantomima.
    Realmente, son muy interesantes los experimentos en este sentido. Cualquiera puede llevarlos adelante y medirá fácilmente analgesia emotiva de estos simpáticos saludadores, bromistas y bullangueros.
    Sin ir más lejos; no son muchos los que, en nuestro entorno laboral, sin habernos hecho el clásico comentario de “¿Qué carucha? ¿Dormimos afuera?”; nos diga, en cambio “Che, tomamos una cerveza después del laburo”.
    Digamos, que la primera fórmula para diferenciar, al histriónico del empático, está en el modo, el lugar y los recursos que se ponen en juego para llegar a “tratar” aquello que resulta difícil de abordar.
    El histriónico, acudirá a un modo remanido de preguntar… o de contestar. El empático reparará más en los silencios que en las palabras del receptor.
    El histriónico se orientará a un lugar que no permita el desarrollo y evolución del mensaje, más allá de la pantomima. Es decir, un lugar que lo libere de develar su insipidez empática.
    El histriónico también cuidará que los recursos, tampoco afecten su estabilidad acartonada. Por lo tanto su pantomima se realizará en el lugar de trabajo y en el horario de trabajo; ya que ni siquiera está dispuesto a dejar dos horas de “su” tiempo, después del trabajo para comprometerse en una comunicación con mejor comprensión emotiva.
    Es aquí que hago un punto y abro una puerta a un área de los RRHH, que respeto muchísimo. Los profesionales que se auscultan permanentemente el clima laboral, que proponen un coach de manera oportuna y antes de que la sangre llegue al río; son, por lo general poco tenidos en cuenta. A veces, de ellos depende que nuestra falta de gestión de las relaciones no se convierta en un abismo para nosotros o nuestro entorno de trabajo.
    Saludos, y muy lindo el tema planteado.
    Agustín

    • Reply
      Agustín Pisani
      17 noviembre, 2014 at 11:01 pm

      Por favor, alguien que corrija mi ortografía. Acabo de leer HHHHHHermitaño en mi comentario, y ya no quise seguir leyendo. Seguramente les debe haber pasado lo mismo.
      Consejo de quien mete la pata. Hay que releer. Yo no lo hago, como se vé.
      Gracias por aguantar
      Saludos
      Agustín

  • Reply
    Ing. Luis de las Morenas
    14 noviembre, 2014 at 8:17 pm

    Hola Cristina!
    AQui estoy! Y aprovecho para comentar queCristina
    Yo fui agraciado con el Outplacement que vos ofreces ,en 1992 y lamento que no se le dé la importancia que tiene. Tanto del lado de la sensibilidad de los empleadores como del ego de los beneficiarios que abandonan rápido o que rechazan el ofrecimiento. Es una herramienta que el despedido necesita para ubicarse en la realidad del mercado, para mantener alta la autoestima, para , para desterrar el odio al ex empleador y generar agradecimiento, para dar aire mientras pasa ese tiempo nefasto de la búsqueda y sus fracasos. ¡¡Vamos Cristina, el producto es bueno, hay que insistir para que lo conozcan más y más personas !!!!.
    Saludos cordiales
    Ing. Luis de las Morenas

  • Reply
    Esteban
    14 noviembre, 2014 at 11:05 am

    Cristina:
    Me gusto mucho tu articulo.
    Lo importante es conocer nuestra audiencia ya que esto facilita entender quien realmente es, para así poder comunicarse acorde a quien nos esta escuchando. Generalmente es como si tuviéramos un chip programado al que hay que adaptar para quien va dirigido nuestra comunicación. Esto creara el lazo de comunicación fluida. Resumiendo conocer el target es importante.

    Saludos

  • Reply
    Rosa María
    14 noviembre, 2014 at 9:55 am

    Hola Cristina.

    Me ha gustado mucho este artículo.

    Pienso que uno de los motivos por los que no se dejan comentarios en las redes sociales es porque, según yo, estamos educados para expresarnos acorde a unos temas fijos, la falta de… salud, dinero, buenos amigos, trabajo, etc. No tenemos, pero tenemos de lo que no tenemos más que quienes nos rodean.
    Puede que: más vale no decir lo que sentimos y/o pensamos por que ¿a nadie le importa? y además por si… “molesto a alguien”, por si… “me malinterprentan”, por si… etc.

    Yo interpreto, según mi experiencia, que cuando converso de forma verbal o escrita con alguien comprendo lo coherente o incoherente de mis reflexiones y además de que, siempre desde el respeto, la vida sigue diga lo que diga.

    Feliz día
    Rosa M.

  • Reply
    Rosa María
    14 noviembre, 2014 at 9:32 am

    Hola Cristina.

    Me ha encantado este artículo.

    Escribir en las redes sociales es como conversar en la vida cotidiana y, según yo, casi todos estamos educados para hablar de temas prefijados como la falta de cualquier cosa, ya sea de salud, de fuerza, de alegría o de… siempre y cuando sea compartir lo que no se tiene teniendo más que el vecino de eso.

    Pienso que este puede ser uno de los motivos por los que dejamos de participar, mejor no decir lo que pensamos y/o sentimos por si…

    Participar, sea de forma verbal o escrita, nos permite expresar nuestros pensamientos y reflexiones y al hacerlo para otros podemos comprender la coherencia o incoherencia de lo que en la intimidad reflexionamos. Además aprendemos a confiar en nosotros y en nuestro entorno ya que observamos que digamos lo que digamos la vida sigue, aunque claro está que es muy oportuno participar desde el respeto.

    Feliz día
    Rosa M.

  • Reply
    Anibal
    14 noviembre, 2014 at 6:43 am

    Creo que todos no nos relacionamos por la misma razon, mientras tenmos trabajo disfrutamos del statu quo sin ponernos a pensar demasiado en el dia despues del hipotetico despido.
    Saludos

  • Reply
    Pedro D'Ardis
    13 noviembre, 2014 at 9:05 pm

    Hola Cristina!
    Aprovecho este espacio que abre para el contacto.

    Hace 10 años aproximadamente me acerqué a consultarla ya que estaba con sensación de “estancamiento” laboral.

    La consulta fue breve pero muy util, pero más util aún fueron sus libros, que me recomendó leer, “Entre ud. y yo” y “Entre ayer y hoy” que puedo ver desde aquí en mi biblioteca.

    Los cambios que buscaba no fueron rápidos, pero sí positivos y la consulta mas la lectura me abrieron una visión del perfeccionamiento profesional, encontrar lo que hace que uno pueda contribuir con valor agregado, ese “diferencial” del que siempre habla.

    Ahora con 10 años mas.. recien entrados mis 40, estoy mucho mejor posicionado y por sobre todo mas consciente de que el cambio parte de uno mismo y de las ganas de mejorar y perfeccionarse. Y también de trabajar en algo que uno disfruta y lo apasiona!

    Así que uso este espacio de contacto para decirle que leo habitualmente sus posts, y que le agradezco mucho haberme dado esa primera pista, esos primeros “next steps” que uno siempre busca cuando quiere resolver un tema, en un momento clave como fueron mis 30 años.
    Uno puede saber que quiere lograr, pero sin alguien que nos de un norte, se dificulta mucho la tarea.

    Saludos y gracias nuevamente!
    P

  • Reply
    Ricardo Gonzalez
    13 noviembre, 2014 at 4:14 pm

    El articulo es muy bueno y agradezco que lo comparta.
    La gestión de relaciones es sumamente necesaria y es un ejercicio a muchas veces requiere de ayuda profesional, de un Coach, para poder salir adelante y no solo resolver conflictos con colegas o clientes sino para lograr que la transición laboral sea menos estresante.
    A veces es mejor un amable manejo de la ambigüedad que una confrontación en la sabemos resultaremos no ganadores…
    Muchas gracias

  • Reply
    Fernando Redondo
    13 noviembre, 2014 at 4:03 pm

    Hola Pablo, y resto de lectores:
    Siendo este uno de los mejores blogs que existen en castellano, y escrito justamente por una head hunter, no se explica que pierdan la oportunidad ( los buscadores de empleo) de “hacerse conocer” por Cristina.
    Ademas, si mal no recuerdo, este tema es uno de los 7 habitos de la gente eficaz, segun Covey!
    O es que en este siglo TAMBIEN estamos perdiendo el habito de comunicarnos?
    Buena nota Cristina….y buena reflexion para todos nosotros

  • Reply
    pablo
    13 noviembre, 2014 at 3:32 pm

    Muy buen articulo, gracias por compartirlo.
    Creo que muchas veces nos cuesta escribir opiniones dado que los mismos llevan parte de nuestro sentimiento ( o personalidad ).
    Saludos

  • Leave a Reply

    2 × uno =