Que saben de Ud, en su trabajo?

Recientemente, escuche una charla de un experto sobre algunos aspectos “marginales” al éxito de la carrera laboral.

Uno de los que me pareció interesante, ya que casi nadie lo menciona, es la “imagen interna” que damos en nuestro entorno laboral.

Es verdad que no se puede generar una red profesional importante si uno no se da a conocer, pero dar a conocer información equivocada es peligroso y puede tener un efecto devastador sobre su carrera laboral.

Compartir los aspectos apropiados de uno mismo de la manera correcta es un arte. En cambio, ciertas revelaciones que en un momento Ud. puede creer que están creando un vínculo pueden terminar siendo claramente mal vistas en retrospectiva. Lo importante es darse cuenta antes  porque, una vez que comparte algo, no hay vuelta atrás.

Los puestos de mayor desempeño están ocupados por personas con un nivel elevado de inteligencia emocional. Las personas con inteligencia emocional son expertas en interpretar a otros y esto les muestra lo que deberían y no deberían revelar sobre sí mismas en el trabajo.

Veamos las opiniones más comunes que la gente comparte en su entorno laboral y que pueden generarle inconvenientes en su carrera profesional:

Que odian su empleo

Lo último que alguien quiere oír en el trabajo es a alguien quejandose de cuanto odia su empleo. Hacerlo lo cataloga como una persona negativa, sin capacidad de trabajo en equipo y destruye la moral del equipo. Los jefes son rápidos para captar pesimistas!! Tenga en cuenta que siempre hay reemplazos entusiastas esperando a la vuelta de la esquina.

Que piensan que alguien no es competente

Siempre hay personas incompetentes en cualquier lugar de trabajo y lo más probable es que todos sepan quiénes son. Si no tiene el poder para ayudarlas a mejorar o despedirlas, entonces no gana nada divulgando su ineptitud. Anunciar la incompetencia de su colega refleja un intento de mostrarse mejor. Sin duda, pagará cara su insensibilidad dado que sus compañeros de trabajo se formarán una opinión negativa de usted.

Cuánto dinero ganan

A sus padres les puede encantar oír cuánto gana cada mes, pero, en el lugar de trabajo, esto solo genera negatividad. Revelar su salario otorga a sus compañeros de trabajo una medida de comparación directa. Es tentador intercambiar cifras de salarios con un compañero por curiosidad, pero, una vez que lo haga, nunca volverán a verse de la misma manera.

Sus creencias políticas y religiosas

Las creencias políticas y religiosas de las personas están estrechamente relacionadas con su identidad es por eso que no pueden discutirse sin que generen malestar en el trabajo. Discrepar puede alterar rápidamente la buena imagen que, por lo demás, tengan de usted. Enfrentarse a los valores básicos de alguien es una de las cosas más ofensivas que puede hacer.

Distintas personas tratan la política y la religión de manera diferente, pero afirmar sus valores de manera intolerante puede alejar a algunas personas con  rapidez. Por eso, si desafía puntos de vista, es más probable que lo juzguen a usted que usted cambie la manera de pensar de ellos.

Qué hacen en Facebook

Lo último que su jefa quiere ver cuando se conecta a Facebook es a usted tomando una cerveza en un bar de moda. Hay muchas formas en las que Facebook puede causar una mala impresión. Podría ser la ropa que usa, con quién está, o incluso los comentarios de sus amigos. Estas son las “pequeñas cosas” que pueden una sembrar dudas en la mente de sus colegas o jefes justo cuando están por asignarle una tarea importante o un ascenso.

Ahórrese el problema de reprimirse dejando que LinkedIn sea su red “social” profesional y aceptando solicitudes de amistad en Facebook solo de amigos y familiares, no de colegas.

Qué hacen en la cama Ud. o sus colegas

Ya sea que su vida sexual sea extraordinaria o completamente inactiva, esta información no corresponde en el ámbito de trabajo. Este tipo de conversaciones puede provocar simpatia en algunas personas, pero incomoda, e incluso ofende, a otras. Cruzar esta línea le dará una mala reputación de inmediato.

Por otro lado, desde especular sobre la orientación sexual de un colega a realizar un comentario indiscreto sobre la vida ajena, siembra una sospecha permanente en la mente de quienes lo oyen. Sus pensamientos son suyos. Piense sobre las personas lo que crea correcto; solo resérveselo!

Que andan tras el empleo de alguien

Anunciar sus intereses en el trabajo cuando están en conflicto directo con los intereses de otras personas trasmite egoísmo e indiferencia hacia las otras personas que trabajan con usted y hacia la empresa. Los grandes empleados quieren que todo el equipo tenga éxito, no solo ellos! Anunciar su objetivo egoísta no lo ayudarla a alcanzarlo!

Cuán alocado solía ser en la facultad

Su pasado puede decir mucho sobre usted. Solo porque hizo algo descabellado o estúpido hace 15 años no significa que la gente creerá que usted desarrolló una capacidad extraordinaria de discernimiento desde entonces. Algunos comportamientos que pueden calificarse como parte de una etapa juvenil como beber en exceso, o conducir bajo el efecto del alcohol, muestran a todos los que trabajan con usted que, a la hora de la verdad, no sabe poner límites.

Cuánto les gusta embriagarse

Podría creer que hablar sobre cuánto se emborrachó el fin de semana no produce ningún efecto sobre cómo lo o la consideran en el trabajo. Después de todo, si es un buen empleado o una buena empleado, eso es todo ¿no? Desafortunadamente, no es así!

Compartir estas cuestiones no hará que la gente piense que es divertido, sino que lo verán como una persona impredecible e inmadura. Demasiadas personas tienen una opinión negativa del alcohol como para que revele cuánto le gusta permitirse tomarlo.

Una broma ofensiva

Las bromas ofensivas pueden hacer que la gente se sienta mal y que usted sea mal visto. Una broma cruza la línea cada vez que intenta medir si es adecuada de acuerdo con la cercanía que tiene con una persona. Si alguien pudiera sentirse ofendido por su broma, es mejor que no la haga. Uno nunca sabe a quienes conocen las personas o qué experiencias tuvieron en la vida, y podría remover temas muy sensibles.

Que están buscando empleo

Un cliente, cuando era niño, le dijo a su entrenador de futbol que abandonaría el equipo en dos semanas. Las dos semanas siguientes lo dejaron fuera del juego. La situación empeoró después de esas dos semanas cuando decidió quedarse y se convertio en “el chico que ni siquiera quiere estar aquí”. Estaba triste, pero fue su responsabilidad. Le comunicó su decisión antes de estar seguro!!

Lo mismo ocurre cuando Ud. le dice a la gente que está buscando trabajo. Una vez que revela que planea irse, de pronto se convierte en una pérdida de tiempo para todos. También está la posibilidad de que su búsqueda no sea exitosa. Por consiguiente, es mejor esperar a que encuentre trabajo antes de contarles a todos. De lo contrario, no le darán más participación.

Y Ud…..? qué opina de esta lista? ¿Disiente de alguno de estos ítems? ¿Me faltó algo? Agradecería compartiera sus opiniones en la sección de comentarios que se encuentra más abajo, ya que aprendo de usted tanto como usted lo hace de mí.

 

 

You Might Also Like

10 Comments

  • Reply
    Leonardo
    8 junio, 2015 at 11:00 am

    A mí verdaderamente me aterran Facebook, Twitter y otras redes sociales. Creo que si son mal utilizadas, en el trabajo pueden ser tan peligrosas como el chisme de pasillo.
    Y en cuanto al chisme de pasillo, pienso que implica todo un desafío manejarlo apropiadamente. Lo he vivido desde dos lados: como jefe, y como subordinado.
    En un curso de tácticas de recursos humanos para jefes, los instructores nos explicaban la importancia de prestar atención a esos chismes. Es una forma de detectar cómo se siente un empleado. Si el empleado es un buen elemento, por ejemplo, y en esas charlas se descubre que no está a gusto en su lugar de trabajo, pueden tomarse acciones para que lo esté.
    Como empleado, es muy difícil no dejarse arrastrar por el chisme. Es toda una cultura: a la mañana temprano, antes de que inicien las actividades, en el recreo para el café, etc. Todo el mundo comenta, todo el mundo opina, y yo mismo me he descubierto a veces metiéndome en el chisme, arrastrado por el momento de distensión y camaradería. Pero pienso que el chisme en el trabajo es sumamente dañino: no me ha tocado estar en situaciones en que sirva para subir la moral del grupo, o ayude en algo (salvo tal vez en el caso que mencioné antes, cuando puede ayudar a un jefe a motivar a un empleado disconforme).
    ¿Cómo evitar el contagio de ese virus? Tal vez hablando, desde nuestro pequeño lugarcito, de temas que nos describan lo menos posible, que sean impersonales, y que no sean críticas tampoco sobre otros empleados. Es decir, podríamos hablar de la última película que salió, del tiempo, de algún próximo evento que puede haber en la ciudad, etc. Sin pesimismos, sin enardecimientos (todo eso es para el café con amigos). Creo que ese pequeño granito de arena puede ayudar, y ya sabemos lo que hacen varios granitos de arena.
    Podemos hacer amistades en el trabajo, podemos formar allí grandes amigos, pero la gran mayoría de nuestros colegas de trabajo serán simplemente eso: colegas de trabajo. A cada cual deberíamos compartirle lo suyo.

  • Reply
    Monica FP
    28 abril, 2015 at 12:16 pm

    Cristina: creo que nos falto agregar tambien Instagram y Twitter como redes sociales ademas de Facebook. Uno puede afectar seriamente su imagen laboral y personal en cualquiera de esas redes. Creo que no se restringe solo al ámbito profesional el ser cuidadoso con lo que uno publica. Hay una frase que a mi me resulto reveladora: “si no quiere que se enteren, no lo publique en internet”. A veces hacemos catarsis laborales, sociales y politicas a traves de esas redes, lo que termina siendo tremendamente perjudicial.

  • Reply
    Gustavo
    20 abril, 2015 at 11:31 am

    Cristina, como siempre un verdadero lujo leerla
    No sé si ha quedado implícito en alguno de los puntos anteriores pero agregaría la mesura que se debe tener al momento de compartir reuniones sociales extra laborales con los empleados
    Muchas veces, en el afán de fortalecer lealtades, los falsos líderes se sienten halagados cuando se los participa de reuniones sociales fuera del ámbito de la empresa con la falsa creencia que esos eventos ampliarán la llamada “área libre” de la ventaba de Johari y de esa forma, se fortalecerán las relaciones interpersonales
    Nada más alejado de la realidad, ese tipo de eventos que en los últimos años se incrementaron con los llamados “after office” lo único que hacen es confundir a las personas, ya que ponen al líder en una posición de un par desdibujando su autoridad adquirida que, en la mayoría de los casos, termina avanzando sobre los límites de la autoridad formal
    Si no queda otra alternativa, lo ideal es ser muy cauto, principalmente en el mismo momento que se pretenda dar por sentado que “ahora somos todos iguales” ya que ese definitivamente es un punto de no retorno

    • Reply
      Leonardo
      8 junio, 2015 at 10:43 am

      Muchas gracias Gustavo por permitirme saber con tu comentario acerca de la “ventana de Johari”. No había escuchado sobre tal herramienta con anterioridad, y encontré que está bien explicado en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Ventana_de_Johari.
      ¡Saludos!

  • Reply
    Abel Medina
    16 abril, 2015 at 12:28 pm

    Excelente toma de conciencia para el desarrollo de una actividad laboral, la variabilidad humana plantea que resulta difícil evitar muchos puntos desarrollados, pero no es imposible si realmente tomamos y hacemos tomar conciencia. El ser humano es sumamente adaptable en un alto porcentaje y si se encuentra en un buen ambiente va a querer pertenecer o no, lo mismo si se encuentra con un ambiente plagado de estas cuestiones adversas.
    Los “rumores” también… están aparte de todo lo mencionado. Son inevitables y difíciles de controlar.
    Esos rumores cizañeros que sin motivo alguno pueden producir camarillas en contra de otro profesional por el solo hecho de perjudicar, exhibiendo cuestiones de su vida falsamente o no, el hecho es respetar el derecho del otro. Esto realmente no sé porqué ocurre. Ej: un empleado le dice al otro: -Mirá el jefe cómo mira a su secretaria, y cómo lo mira ella a él!!! Estos dos deben andar en algo…cuando en realidad eso es totalmente falso. O sea está lo que por error uno puede exhibir de su vida privada, pero también están las cosas que se inventan y son las que me desconciertan.
    La verdad es que todos los consejos obsequiados por usted, suman valor a nuestro desempeño y búsquedas. Muchas Gracias Cristina!

  • Reply
    Gustavo Ramirez
    16 abril, 2015 at 9:46 am

    ¡Que buen artículo! Aquí entra en juego también la postura y acción de un líder en la empresa, al identificar estos casos y haciendo coaching interno para que el empleado entienda lo perjudicial que es para su imagen y carrera.
    Gracias por compartirlo.
    Sds

  • Reply
    Fernando Bellotto
    14 abril, 2015 at 9:15 pm

    Es muy interesante el artículo, y si bien uno sabe consiente o inconscientemente estas cosas, creo que si vas por la vida (en este caso laboral) cuidándote de todo lo que vas a decir o hacer para ser políticamente correcto, perdés espontaneidad y dejás de ser quién sos para convertirte en una imagen.
    Me pregunto: si uno hace eso ¿realmente da una buena imagen?
    Me parece que tarde o temprano se muestra la hilacha, y creo que esa es la peor imagen a dar, la de ser alguien que aparenta ser otra cosa.
    Saludos

  • Reply
    José
    14 abril, 2015 at 8:05 pm

    Muy buena la nota, muy reveladora y como siempre sumamente atinada. Gracias por compartirla

  • Reply
    Gabriel Nievas
    14 abril, 2015 at 2:04 pm

    Estimada Cristina,

    Muy buena nota y como siempre abriendo el juego a la discusión (en el buen sentido).
    Estoy de acuerdo en mucho de los puntos enunciados, pero que difícil es encontrar el punto de equilibrio, ¿no?
    Cada vez mas interactuamos con nuestros compañeros de trabajo fuera del ámbito laboral y muchas veces no somos nosotros los que contamos algo, sino que producto de esta interacción conocen otro aspecto de nosotros, que puede o no interesarnos que conozcan, pero también esta en cada uno que conoce dicho aspecto el como lo interpreta.
    Entonces, que tenemos que hacer ¿comportarnos fuera del ambito laboral como lo hacemos dentro? ¿o el que nos conoce discernir como somos dentro y fuera del trabajo?

    Slds.

  • Reply
    Carlos A. Harker C.
    14 abril, 2015 at 11:49 am

    Muy interesantes y lógicas sus apreciaciones al respecto, gracias por publicarlas.

  • Leave a Reply

    nueve − ocho =