Salarios, recta final: este año los aumentos a los profesionales y ejecutivos le ganarán la carrera a la inflación

Las compañías están otorgando la última “cuota” de los incrementos a su personal fuera de convenio. Un informe revela cómo cerrará el 2015 y qué se espera para el 2016 en materia de sueldos, de qué se quejan los empleados y qué se está haciendo para mitigar el impacto del Impuesto a las Ganancias

FUENTE: iProfesional Viernes 09 de Octubre de 2015

Por estos días, las empresas están otorgando a sus profesionales y ejecutivos fuera de convenio la última “cuota” de los incrementos salariales previstos para el 2015 y, a diferencia de lo sucedido en 2014 -cuando tras proyectarse un 25% terminaron siendo del 32%-, esta vez los ajustes coincidirán con lo presupuestado hace un año atrás.

Tal como se desprende de un sondeo realizado hace apenas diez días por la consultora de recursos humanos Towers Watson entre 337 empresas representativas de todos los sectores económicos, este año el 100% de las firmas sondeadas está moviendo sus salarios un 32% promedio. 

Así, pese a que la inflación se desaceleró y fue menor a lo estimado allá por diciembre de 2014, cuando se creía que la suba de los precios sería de entre el 32 y el 35% anual y se contemplaba que los convenios colectivos cerrarían en un 35%, las gerencias decidieron no disminuir los porcentajes de incrementos que ya habían sido aprobados por sus casas matrices.

De hecho, la inflación de la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE), que mide la Universidad del CEMA, registró un alza del 1,7% en agosto. En el último año, este indicador acumuló un incremento del 26,4% pero con una clara tendencia a la desaceleración durante los últimos tres meses.

Desde la Universidad del CEMA explicaron que entre mayo y junio, la “canasta ejecutiva” mostró ajustes a la baja en los precios de los productos que la integran.

“El 71% de las empresas otorgará lo que tenían proyectado, más allá de como haya cerrado el convenio de su actividad, mientras que en el 29%, no. De estas últimas, un 60% lo redujo entre 1 y 4 puntos, mientras que un 40% lo aumentó”, explicó Julio Sánchez, gerente del área de Gestión del Talento de Towers Watson.

Y agregó: “El 38% ya tiene cerrado el presupuesto y no lo revisará, y el 25% lo hará solo si el mercado lo hace, con lo cual más de seis de cada diez compañías van a estar cerrando en el 32 por ciento”.

Según el relevamiento, en el 57% de los casos los incrementos son o serán mixtos, es decir, los empleados reciben un aumento general de base y un porcentaje -inferior- según su desempeño o la criticidad del puesto que ocupa.

Dicho ajuste general fue de entre 22 y 24%, por lo que las empresas se guardaron entre el 8% y 10% para ajustar por mérito.

Sánchez destacó que la mayoría de las organizaciones del mercado (81%) dieron el primer incremento entre enero y abril y, el segundo ajuste, entre agosto y octubre. 

Por sectores, la diferencia entre las que más -comunicaciones y entretenimiento- y menos pagaron -automotrices- es de apenas 6 puntos. (Ver infografía)

“Estamos ante un mercado muy atomizado y similar a lo que sucedió en 2014″, resumió Sánchez.

Según explicaron desde Towers Watson, en el primer semestre se dio un 18,6% y el remanente se está otorgando en esta segunda parte del año. Iba a ser el 20% pero tanto por desaceleración de la inflación en los primeros meses como por los convenios que no fueron tan altos las organizaciones optaron por ser más conservadoras.

“Muchas empresas, por las dudas, dieron algunos puntos menos, pero lo llamativo es quellegando a fin de año estamos terminando con 32% pese a que se desaceleró la inflación“, apuntó Marcela Angeli, directora de Gestión de Talento de Towers Watson y experta en compensaciones ejecutivas.

Y contó: “Desde las casas matrices preguntaban por qué si en años anteriores estábamos más lejos de la inflación, ahora había que acercarse más. Nuestra respuesta y recomendación a los clientes fue que si siempre fueron por detrás de la inflación, si hoy tienen el presupuestoaprobado y el negocio aguanta este aumento, lo otorguen.” 

En definitiva, en el caso de los profesionales y ejecutivos fuera de convenio, se está recuperando parte del atraso sufrido en los años anteriores.

Aumentos 2016
De acuerdo al relevamiento de Towers Watson, de cara a 2016 las empresas están presupuestando un 31% promedio para el personal fuera de convenio y un 30% para los empleados sindicalizados, con una base de inflación de entre 29% y 32 por ciento.

Según se prevé, el 86% aplicará ese 31% en porcentajes equivalentes a todos los niveles jerárquicos y será en dos veces en ocho de cada diez compañías.

Por sector, en el año próximo picarán en punta las aseguradoras, mientras que los empleados de las firmas de servicios serán los que quedarán más rezagados. (Ver infografía)

“A nivel regional, los ajustes promedio presupuestados para el personal fuera de convenio son del 8% en Brasil; del 4,5% en Chile y Colombia; en Perú, del 5%; en Uruguay del 10,4% y en Venezuela de entre 68% y 70%”, detalló Sánchez.

Las quejas de los empleados
Este año, el primer lugar en la agenda de los directivos de RRHH lo ocupa la gestión del clima laboral, cuando en 2012 esta preocupación estaba rezagada en el quinto puesto.

¿De qué se quejan los empleados? La primera causa por la que van a la oficina de Recursos Humanos es para pedir un mayor incremento salarial, seguida por los reclamos relacionados al Impuesto a las Ganancias, los beneficios nuevos (horario flexible, teletrabajo, otros vinculados al balance vida laboral-personal), temas de desarrollo, los beneficios típicos (plan de pensiones, almuerzo, plan médico) y a solicitar mayor capacitación.

Impuesto a las Ganancias
Según el relevamiento de Towers Watson, las empresas tienen entre el 50 y el 60% de los empleados impactados por el Impuesto a las Ganancias, cuando en 2013 tenían un 10% menos de la población alcanzada por el tributo.

“Esto quiere decir que las firmas no están reconociendo el neto, como muchas veces se dice. Eso es un mito”, sentenció Angeli.

Tal como muestra la infografía precedente, solo hay una medida que está tomando el 40% de las compañías y que tiene que ver con permitir computar mensualmente las percepciones de compras en el exterior de consumos y servicios. “Esta es la única en la que vemos cierta tendencia, el resto son medidas que en los últimos años las empresas han tomado, como el pago de la guardería o la cochera pero que no marcan tendencia”, expresó Angeli.

Y concluyó: “En las empresas que no tenían comedor estamos empezando a ver algún cambio. Muchas están tratando de ayudar a sus empleados con el subsidio de parte del almuerzo, ya sea con viandas, descuentos importantes en restaurantes o, directamente haciéndose cargo del pago total”.

 

 

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply
    Abel Medina
    29 marzo, 2016 at 9:48 am

    Excelente info!!!!

  • Leave a Reply

    7 + 20 =