Tiene Ud. “FUERZAS” para CAMBIAR de CARRERA?

Se necesitan fuerzas para ir en búsqueda de una carrera que le apasiona cuando ya esta involucrado  en una que no le gusta!!

Casi textualmente, compartiré con Ud. los comentarios que me hizo un casual compañero de asiento, en un vuelo Bs As NY, recientemente, cuando conversábamos del tema.

El decía:

Cuando comencé con mi primer trabajo en marketing en Manhattan a principio de los 80, amaba el ritmo y la excitación de la gran ciudad, además del buen sueldo que ganaba. Me distinguía en mi trabajo. Wall Street estaba en auge. Mientras mi carrera progresaba trabaje en programas de ventas y marketing para empresas pequeñas y grandes. Pero de a poco empece a sentir que me estaba convirtiendo en un emblema corporativo.

Había elegido una carrera en marketing y ventas porque era una persona sociable. Estaba fascinado con el comportamiento de las personas y con saber que era lo que los motivaba. Sin embargo, me encontré a mi mismo en un sistema en el que tomar decisiones llevaba tanto tiempo que una eternidad parecía poco. Día tras día iba a mi lugar de trabajo a cumplir con reglas que habían sido creadas por otros durante horas interminables que pertenecían a otros para lograr los objetivos de otros. Lentamente me estaba convirtiendo en una persona invisible.

Como consecuencia de mi insatisfacción comencé a saltar de un trabajo a otro. Mis amigos y colegas me preguntaban: ¿qué te pasa?. Yo me preguntaba a mi mismo: ¿por qué no puedo ser feliz? Y ¿por qué no puedo quedarme en un mismo trabajo por mucho tiempo? Empezaba cada trabajo con buenas intenciones y me decía a mi mismo: “ya está, me quedo aquí para siempre” pero luego de un mes o dos me sentía infeliz de nuevo. Soñaba con una carrera mejor pero no tenia objetivos y por lo tanto ningún plan para implementar un cambio.

Finalmente, cuando decidí que ya había sido suficiente, me inscribí en una clase para aprender una nueva profesión y me cambie de carrera. Derrepente, mi siguiente movimiento profesional estaba claro y lo conseguí. Ahora amo lo que hago y no puedo imaginarme haciendo otra cosa.

Ud. también puedes tener una carrera con objetivos y pasión. Si ya tiene el conocimiento y las habilidades, solo necesita las fuerzas y el coraje para llevar a cabo sus sueños. Aquí hay tres maneras de esforzarse al máximo para asegurarse una carrera significativa.

Soñar de nuevo

¿Recuerda cuando era chico y sabia lo que querías ser cuando fuera grande? ¿hace lo mismo ahora que es adulto? Si no lo hace ¿por qué no? ¿por qué no conseguió lo que quería? ¿que se interpuso en el camino?

Muchos profesionales que son infelices con sus carreras dicen que no pueden visualizar el trabajo de sus sueños. Pero cuando se les pide que escriban sobre sus sueños en un papel, recuerdan las fantasías que tenían de niños.

Ser creativo

Una mujer de negocios que conozco, con un horario que se mueve a la velocidad de la luz, habla muy seguido con clientes que han construido imperios multi-millonarios. Ama lo que hace, pero si no encuentra tiempo para ser creativa, siente que desperdicio el día. Ser creativos nos hace felices y alimenta nuestras almas. La creatividad nos permite expresar nuestros talentos y habilidades en su máxima capacidad. Nos aleja de nuestros problemas y crea espacio para nuevas ideas y perspectivas.

Para desatar tu propia creatividad, empieza a prestar atención a esa voz interna que te pide que pintes, escribas, arregles tu auto o te dediques a otra actividad que te de placer. Estas son pistas para encaminarse hacia donde debe en su carrera.

Seguir en movimiento

Miles de profesionales que están a punto de triunfar fallan porque dejaron de intentarlo muy rápido. La vida puede ser difícil. A veces nos olvidamos de esto cuando el camino se pone duro.

Por ejemplo, muchos empresarios utilizan como excusa la mala economía para no seguir adelante. Decidieron que sus objetivos son demasiado altos como para alcanzarlos y entonces esperan a que el mercado mejore. Esta es la peor decisión que un profesional puede tomar.

Aquellos que son exitoso en sus carreras no se rinden. No son diferentes a Ud. o a mi. La diferencia es que ellos siguen adelante como sea. Tienen días buenos y malos, pero no dejan de intentarlo.

Sigua adelante, incluso si no tiene ganas. Haga una cosa por día, a pesar de que sienta que no va haber cambio alguno. La espera mata su fuerza y su espíritu. El progreso hará que sus objetivos laborales se vuelvan realidad.

Si esta nota le interesó, le agradeceré sus críticas y/o comentarios!

Saludos!

 

 

 

 

You Might Also Like

13 Comments

  • Reply
    Leonardo
    26 mayo, 2015 at 7:43 pm

    Yo cuando era chico quería ser escritor. Estar tranquilo en una silla, con vista a un paisaje a través de mi ventana vidriada, con mi máquina de escribir (o computadora, pero cuando era chico imaginaba una máquina de escribir… ¡y no vayan a creer que estoy viejo, porque no lo estoy!). En fin, fui a una secundaria técnica, y todo lo “técnico” me gustaba –y me sigue gustando– mucho también.
    Así que al terminar la secundaria hice mi test de orientación vocacional, y como primera opción me salió Escritor. Y como segunda… bueno, sí, adivinaron: Ingeniero.
    Yo quería ganar mucho dinero, pensar mucho, diseñar, trabajar en una Compañía grande, desarrollar, resolver problemas… así que me decidí por la Ingeniería. Y sí, muchas de las cosas que quería se cumplieron.
    Habría querido dedicarme a la escritura como hobby… pero no conseguí hacerme del tiempo para ello.
    Hoy me encuentro en una etapa de mi vida en que quisiera congeniar mis dos gustos: escribir (solo, tranquilo), y además ganar mucho dinero resolviendo los problemas que me plantea la ingeniería (acompañado, con mucha gente). Sí… tal vez podría escribir un libro titulado “Resolución de problemas ingenieriles”, o algo así. Pero no siento que esa sea la solución.
    Ya veremos qué resulta de esta búsqueda 🙂

    • Reply
      Juan Iturbe
      26 mayo, 2015 at 8:07 pm

      Que buen comentario, Leonardo!
      Muchos de nosotros, pasamos por el mismo dilema! Y, cuando pasamos por la “crisis del despido” …nos planteamos si la especialidad a la que dedicamos la vida es “la unica” opcion!
      Viste la nota de Lic Mejias que se llama “ud como eligio su carrera?”
      Modestamente mi opinion es que no debemos abandonar los sueños…yo no entiendo de Ingenieria. Y no puedo saber si ese titulo, por ejemplo, seria interesante a tus colegas. Lo que SI puedo asegurarte es que NO rinde dinero el ser autor. Solo rinde -y mucho- en autoestima…
      Suerte Juan Iturbe

      • Reply
        Leonardo
        27 mayo, 2015 at 12:26 am

        Muchas gracias, estimado Juan, por tus comentarios y buenos deseos.
        Hacía mucho que no opinaba en un blog. Y ahora me encuentro descubriendo que es una tarea ¡MUY reconfortante!

  • Reply
    Alejandra
    5 mayo, 2015 at 6:23 am

    EXCELENTE.

  • Reply
    Norberto Plesniak
    3 mayo, 2015 at 1:50 pm

    Se necesitan fuerzas para ir….!! Nos hace pensar Cristina!! Y eso es bueno… Trataré de expresar que pienso al respecto. De todas formas, cuando uno habla de personas tiene que tener mucho cuidado con generalizar. Cada persona es única, con experiencias, saberes y habilidades propias, que la distinguen del resto y la hacen adecuada o no, para ocupar una posición, o realizar un cambio.
    Lo primero que diré es que es muy importante la altura de la vida en la que la persona se encuentra. Y si bien, creo, que no existe un límite de edad para el cambio, ya que el mismo depende más de las características personales que de la edad, reconozco que el camino recorrido, de alguna manera, marca el futuro. Y, esto en muchos casos, tiene más importancia para el entorno, que para el mismo interesado.
    En segundo lugar, diría, que el cambio es más difícil cuanto más operativa es la persona. Por ejemplo, será más difícil cambiar, de la profesión de plomero a la de electricista, que de la de gerente de un área, a otra área.
    Y en tercer lugar diría que la probabilidad de éxito es proporcional a la posibilidad de potenciar las competencias de la persona en la nueva posición o carrera. Aunque la haya dejado en tercer lugar, considero a ésta, el pilar más sólido sobre el cual apoyar el cambio.
    Volviendo a su frase motivadora, agregaría, que cuanto más “fuerzas” necesita la persona para cambiar, está más lejos del éxito. Usted debe aplicar una fuerza cuando debe vencer una resistencia. Si una persona percibe que debe recurrir en forma notoria a su fortaleza interior para realizar un cambio, mejor no lo haga. En cambio si en su nueva posición, usted aplica, perfecciona, desarrolla, sus competencias (1), adelante con el cambio!
    Es un tema interesantísimo, tendría ejemplos personales para añadir, sobre los que sustento lo que afirmo, pero creo que la idea ha quedado clara…. ¡Gracias por el espacio!
    (1) Competencias: formaciones psicológicas complejas, que integran recursos de diferentes áreas de la personalidad –habilidades, capacidades, actitudes, motivaciones, entre otros- que permiten un comportamiento autoregulado –independiente, flexible, creativo, reflexivo-.

  • Reply
    Gustavo Ramirez
    27 abril, 2015 at 12:03 pm

    Nunca olvidaré las sabias palabras de mi primer jefe. Corría el año 1986, yo era un recién graduado entrando en el mundo laboral. Esa frase que quedó en mi mente y que con el tiempo descubrí que era de Benjamin Disraeli es: ” El Secreto del Éxito es La Constancia del Propósito”. Por alguna razón, esas palabras las he recordado siempre. Puedo cerrar mis ojos y revivir al 100% ese momento en mi mente. La Constancia del Propósito!!!!…es mantener siempre el foco de lo que se quiere con mucha energía y buena onda.
    Gracias Cristina. Tu artículo me hizo viajar en el tiempo y recordar cuando puse en práctica esa creencia. Gracias a la disciplina de ser constante en lo que se cree y quiere.
    Cada quien encontrará en su propia historia esos momentos que necesitó el valor de reconocer que necesitaba un cambio.
    Gracias!!

  • Reply
    Karina
    24 abril, 2015 at 8:50 am

    Muchas gracias Cristina, por compartir sus conocimientos y experiencia con nosotros. Cada vez que escribe, siento que lo hace para mi.
    Muchas gracias nuevamente

  • Reply
    Abel Medina
    22 abril, 2015 at 10:41 am

    Gracias por este artículo, estimula muchísimo acordarse de la posibilidad de volver a soñar y no rendirse, no dejar de intentar a pesar de cualquier adversidad es lo que trae al presente un buen momento!!

  • Reply
    José
    21 abril, 2015 at 8:22 pm

    Excelente artículo, diría que es una inyección de fuerzas para renovar el espíritu de lucha y replantear los objetivos….
    Muchas Gracias por el aporte !!!!

  • Reply
    Carlos A. Harker C.
    21 abril, 2015 at 3:55 pm

    Buenas tardes.
    A veces todo lo que se hace es bueno y nos gusta, la situación económica se pone critica y se comienza a pensar, si me equivoque de carrera, aunque todos estén contentos con lo que hago.

  • Reply
    Maite
    21 abril, 2015 at 3:54 pm

    Ja! Creo que de algún modo viví en palalelo con el señor del avión, pero con una aclaración importante: el trabajo que descubrí que no me gustaba era el que soñaba de chica, ja! Así que no pude recurrir a los sueños infantiles cuando terminé por convencerme de que en la realidad eran una pesadilla. Y lamentablemente tampoco encontré un curso específico cuando decidí empezar de nuevo. Pero por ahora vengo surfeando las olas en mi nueva actividad, y no extraño ni un poquito la anterior. Está bueno reinventarse, hay que pensarlo bien pero no hace falta tener tanto miedo como muchos creen. Saludos

  • Reply
    Claudio Mazzini
    21 abril, 2015 at 2:39 pm

    Muchas gracias por compartir el articulo. Muy interesante y cierto. Nos sirve a aquellos que estamos en la busqueda de una continuidad en nuestra carrera, o pensando en que otras alternativas pueden ser interesantes.

  • Reply
    Alejandro J.Román
    21 abril, 2015 at 2:22 pm

    Interesante articulo ,

    Muchas Gracias por compartirlo

    Cordial Saludo ,

  • Leave a Reply

    cuatro − 3 =